Ejercicios de rodilla recomendados

Las rodillas son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, nos permiten movernos, andar o subir escaleras con facilidad, pero también es una de las partes más castigadas. Las rodillas son sometidas a tanta presión diariamente que es muy común que se dañen y que incluso nos duelan porque padecemos alguna enfermedad ósea como la artrosis. Hoy en el blog de Parafarmacia Online de Alicantevamos a hablar sobre algunos ejercicios para la artrosis de rodilla en fisioterapia que puedes realizar cómodamente en tu casa diariamente y con los que notarás una gran mejora en tus rodillas doloridas.

Ejercicios para artrosis de rodilla

Aquí te dejamos algunos de los ejercicios para rodillas con artrosis que puedes realizar todos los días un rato desde tu casa y que te pueden ayudar a paliar tus dolores y problemas de rodillas:

-Flexiones inferiores. Tienes que tumbarte en el suelo, puede ser sobre una colchoneta o una alfombra para que sea un poco más cómodo, boca arriba. Después flexiona las rodillas y llévalas hasta tu pecho, manteniendo la postura durante unos minutos. Puedes ir variando el ejercicio primero probando con una pierna, luego con la otra y luego con las dos a la vez sucesivamente.

-Sentadillas. Se trata de un ejercicio muy sencillo en el que tienes que colocarte de pie, con las piernas abiertas a la altura de los hombros, y bajar flexionando las rodillas y con la espalda recta mientras echas el culo para atrás. Es importante mantener siempre la espalda recta para que la columna no sufra. Puedes ayudarte para que te resulte más fácil, apoyando la espalda en una pared para bajar, o puedes coger una silla y hacer como si te sentarás en ella al bajar.

-Fortalecer los cuádriceps. Una de las mejores formas de ayudar a las rodillas es fortaleciendo las zonas de los cuádriceps, el músculo que se encuentra justo de la rodilla y que puede ayudar a que haya menos peso y presión sobre las rodillas. Para fortalecer los cuádriceps, un ejercicio muy sencillo que puedes realizar es tumbarte boca abajo con una pierna estirada y la otra flexionada. Aguanta en esta posición uno 20 segundos y cambia de pierna. Una variante de este ejercicio que puedes probar es mantener una pierna estirada, la otra flexionada y levantar la pierna estirada unos centímetros del suelo, mantener al pierna en el aire unos veinte segundos y volver a realizar el ejercicio con la otra pierna.

-Para los isquiotibiales. Ahora vamos a explicar un ejercicio para los isquiotibiales, en el que tienes que tumbarte boca abajo con la cabeza girada hacia uno de los lados y las manos estiradas con el cuerpo. El ejercicio consiste en levantar una de las piernas del suelo lo máximo que podamos, pero manteniéndola recta todo el tiempo. Es importante que no fuerces la pierna para que no te provoque problemas innecesarios en la espalda. Hay que hacer el ejercicio unas diez veces con cada pierna para que sea eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *